martes, 22 de mayo de 2018

PEÑA MONTAÑESA 2.300 m

Antes de llegar al Monasterio de San Victorián se coge el camino justo encima de un aparcamiento con paneles indicativos. El sendero marcado en verde y amarillo gana altura hacia el norte entre dos perfiles de la Peña Montañesa. Cuando aparece el abismo de la cara oeste encontraremos una bifurcación "Tuca" y "Peña Montañesa". Tomamos la que desciende hacia el precipicio y lo bordea por encima por una banda nevada sobre la garganta de Canal Mayor. Esta zona es delicada y expuesta. La nieve suele estar helada. Prohibido resbalar!

Se trata de franquear una garganta y pasar a la falda de la cima principal de la Peña Montañesa. Sin niebla es muy evidente, llaneando entre pinos y  rellanos hacia una divisoria que nos asoma al norte y donde arranca una arista directa a la cumbre.

Como la arista es empinada y rocosa mejor ascender un poco a la derecha del filo. Pendientes nevadas 40/45º. En caso de estar heladas son delicadas de bajar. Evitar la vertiente norte en caso de caída... tremendo abismo.

Peña Montañesa 2.291 m, espectacular mirador sobre el Pirineo del Sobrarbe.

Han sido cinco horas desde el inicio, 1.300 metros de desnivel. Javier Royo.

Enrique Moreno consigue ascender la Peña Montañesa.

Mis compañeros están contentos. Ha valido la pena!

El descenso será largo, cuatro horas. El tiempo ha estado perfecto. Hasta la próxima!

viernes, 18 de mayo de 2018

PICOS CULFREDA 3.029 m, 3031 m y 3.034 m

Empezamos ayer 11 de mayo en el campamento Virgen Blanca, a 1.500 metros de altitud. Hemos pernoctado en el amplio y confortable refugio de Tabernés (1.750 m) y al amanecer salimos hacia los picos de Culfreda acompañados de nuestros perros Váli y Chucky. En trazo rojo la ruta que vamos a seguir para evitar la cresta con viseras que podrían resultar peligrosas para los perritos (y para nosotros también). Por estas fajas se perdió en 1996 el niño autista José Joaquín Ayete. Sus restos fueron encontrados tres años más tarde por un montañero francés a 2.600 metros de altura.

Después de una larga y fatigosa travesía estamos al pie del corredor sur (40/45º) que va a ser largo de subir.  Los aludes lo han barrido casi por completo.

Picos de Culfreda.

Raúl llega con los perros que han vuelto a buscarlo.


Yo estoy en la cima norte 3.032 m.


Al fondo el grupo de Monte Perdido.

Vista hacia el nordeste, Puerto de la Pez.

Vamos a por la cima sur, la más alta.


Cumbre central 3.025 m.

Culfreda 3.034 m.


Bloque de nieve, zona de avalanchas. Volvemos por el mismo camino.

Esta ruta se la dedicamos a José Joaquín Ayete, el montañerito que se perdió en las inmensas soledades de los picos de Culfreda. Es sencilla pero más larga y fatigosa que la cresta normal. Fuerte riesgo de avalancha.

domingo, 13 de mayo de 2018

PIC GABIET (BERNATUARA) 2.712 m. ARETE EST. CRESTA ORIENTAL

Para ganar la cresta oriental hay que remontar el gran corredor de avalanchas de orientación sur oeste salvando un fuerte desnivel y asumiendo un fuerte riesgo de aludes. Ampliar foto, trazo rojo.

Corredor barrido por avalanchas. Nieve helada a 40/45º. Antonio Megía (40)



LLegando al Collado Soum Blanc des Especieres. Nieve muy venteada y helada, 45º
Jesús Vallés (62)


6 de mayo de 2018. Al inicio de la cresta oriental al Gabiet. Nos queda un desnivel de 200 metros hasta la cumbre.

Al fondo el Taillón y los Gabietos. Antonio Megía.


La progresión es arriesgada, sobre viseras y cornisas de nieve. Vamos como "pisando huevos" ja, ja!

Las estacas de nieve proporcionan un aseguramiento precario, pero no hay otra posibilidad.


La cresta se empina pero los hierros entran bien en la nieve.



Por fortuna la nieve aguanta bien.


Último espigón antes de la cumbre.



Pic Gabiet 2.712 m. Antonio Megía. Nos ha costado cinco horas y media desde San Nicolás de Bujaruelo y por Sandaruelo. 1.400 metros de desnivel.

Jesús Vallés (62). Al principio de la cresta me he sentido intimidado por las cornisas y voladizos de nieve. Después me he impuesto calcular cada zancada, cada movimiento, comprobando la solidez de cada paso, y poco a poco hemos llegado a la cumbre.

Para bajar tomar la loma al oeste, estrecha al principio. Excepto algún tramo empinado se alcanza bien el Collado sur de Bernatuara. Descender en ligero diagonal derecha hasta ir a parar a una gran canal que nos devuelve al barranco de Sandaruelo. Unas tres horas de bajada hasta San Nicolás de Bujaruelo.

domingo, 6 de mayo de 2018

PALA DE IP 2.783 m. CRESTA MOLETA-TRONQUERA

LLegando al collado entre la Moleta y la Tronquera de Ip. Zona con fuerte riesgo de avalanchas. Desde Canfranc hemos remontado casi mil metros de bosque nevado cerca del "carretón de Ip" y ahora lo más duro ya está hecho. Cogeremos todo el cresterío hasta la Pala de Ip. Es sábado, 21 de abril de 2018.

Allá lejos, al este, nuestro objetivo final: la Pala de Ip. Marisa y Juan Fran se abrigan por el viento fresco de la primavera.

A caballo sobre las canales de Izas e Ip.

La nieve está perfecta. Los crampones muerden con seguridad.

Tronquera oeste, 2.622 m.

Tronquera este 2.666 m. Ahora descendemos al collado en la base de arista oeste de la Pala de Ip. Hay mucha nieve y está muy sencillo.


Resalte empinado en la mitad de la arista. Lo franqueamos por el sur. Es un tramo delicado y expuesto 70º, la nieve puede ceder. Abajo hay 400 metros de caída.

Resalte superado. A la bajada pondremos una cuerda y utilizaremos las rocas, más seguro.


En lo alto de la antecima, dos puntitos: Juan Fran y Jesús.


Salida del corredor noroeste, cerrada e imposibilitada por cornisas gigantescas. Seguimos hasta la cima oeste y luego, sin dificultad hasta la cumbre principal.

Pala de Ip 2.783 m.


He subido varias veces. Es una hermosa y grandiosa montaña.

Iniciamos el descenso. A la izquierda, en la cara sur, se aprecia que ha caído una enorme avalancha.

Recorremos la cresta con rapidez y seguridad. La huella abierta ya nos da mucha confianza.

Las cumbres de la Pala de Ip se quedan atrás.

Para descender este resalte nos ayudamos con la cuerda.


Abajo hay 500 metros de caída por la cara norte.


Sujetamos nuestra cuerda en un oportuno, y minúsculo, puente de roca.

Hemos pasado a toda velocidad por las Tronqueras y nos hemos reunido con Marisa que decidió renunciar a la Pala de Ip. Enfilamos la punta de la Moleta, nuestro último objetivo, por un corto corredor de 45º que nos deposita en la cumbre.

Moleta 2.576 m

Juan Fran y Jesús

Descendemos por un espolón orientado al oeste y una pala empinada de nieve amistosa 50º.

Jesús, Juan Fran y Marisa

En trazo rojo, ampliar foto haciendo click, la cara norte de Collarada con la ruta que abrimos en 1975 Fernando Orús y yo.