domingo, 22 de enero de 2017

GUARGUERA LÍNEAS ELÉCTRICAS: MUERTE DE AVES RAPACES

Restos de un buitre leonado muerto por colisión con la línea eléctrica entre San Esteban de Guarga y Gésera. En San Esteban no vive nadie. En Gésera dos familias que vinieron huyendo del estres de Barcelona. La "electrificación de la Guarguera" fue un proyecto de los  alcaldes "socialistas" Antonio Calvo y Carlos Iglesias. Envenenadas con lindano las aguas de Sabiñánigo, esta pareja de "progresistas" llenó la Guarguera de absurdos e inútiles tendidos eléctricos que carecen de ningún consumo y rentabilidad, pero causan la muerte de las aves rapaces.
En la práctica estos tendidos resultan invisibles para las aves. Deberían ser desmantelados y sustituidos por parques solares fotovoltáicos. Si esto no fuera posible legalmente, al menos deberían ser dotadas de dispositivos de visualización para las aves rapaces. El problema son las nocturnas, las más perjudicadas por estos tendidos letales. De la Guarguera, Carlos Iglesias impulsó la electrificación hasta Nocito, y después hasta Bara, deteriorando gravemente el Parque Natural de la Sierra de Guara.



Puente de troncos, precario y resbaladizo, entre Gésera y Grasa. Barranco helado.


Hermoso "cinglo" con su bonita cascada.


Paso de un barranco helado entre Gésera y San Esteban.






miércoles, 18 de enero de 2017

PICO FERRERAS NORTE 2.659 m


Desde el aparcamiento de la Ripera, 3 kilómetros al norte de Panticosa, recorrer la pista valle del Bolatica hasta pasar el puente del barranco de Yenefrito (Río Laulot). Un poco más adelante sale un marcado sendero hacia el Cuello de Yenefrito y su marcado peñasco. Más al este encontraremos un confortable, y nuevo, refugio, cerca de las ruinas del antiguo, arrasado por la onda expansiva de una avalancha. Seguir torrente arriba y cruzar a la margen norte para encaramarnos en una gran vira suspendida que nos elevará hasta el pie de los dos picos, Ferreras norte y Ferreras sur. En esta foto se ve el formidable, e inescalado, Tozal de Yenefrito, extraplomado en sus 200 metros de altura inexpugnable. ¡Taladradores, abstenerse!



Alcanzado el collado norte del pico Ferreras norte, una sencilla y amable arista de nieve con afloramientos de roca esquistosa y fragmentada nos depositará en la cima en poco más de media hora. Cinco horas desde el aparcamiento de la Ripera de Panticosa.


Majestuoso el Vignemale (Comachibosa)


Cómodos campos de nieve nos permiten ganar altura.

Flanqueo que requiere poner atención. No es difícil.


LLegando a la cumbre.


Mario y Jesús. Los Mallarruegos de fondo, al sur.


Maite, vizcaína residente en Jaca.  Ferreras norte, 2.659 m.


Descenso cuidadoso.


Nieve amistosa.

De vuelta al collado.


Ibón de Catieras. No está completamente helado! (8 de enero)


Una vizcaína y un granadino, amantes del Pirineo.


Retorno, muy helado, por el expuesto paso horizontal de Catieras.


Bloque tapón. Prácticamente se acabó la excursión. Hasta la próxima.



 MARIO EL GRANADINO. UN EXPERTO ALPINISTA Y EXCELENTE FOTÓGRAFO DE NATURALEZA. PERDIZ NIVAL EN  EL PICO COMAPEDROSA (ANDORRA)
 En lo alto de su formidable corredor, Maite y Mario se toparon con una alegría inesperada. Su pájaro favorito, posando a escasos 20 metros bajo la cima!

viernes, 13 de enero de 2017

MONCAYO 2.315 m.

Inicio subida Central Eléctrica de Morca (900 m), Circo Glaciar de Morca y Cima Lobera. Cresteamos hacia el oeste, cimas de Morca,  San Gaudioso y San Miguel 2.315 m, cumbre del Moncayo. Retrocedemos hasta San Gaudioso para descender por la ruta normal hasta el Santuario del Moncayo, bar-restaurante, 1.600 m. Por pista y senda llaneamos hacia el este  hasta colocarnos encima del Barranco de Morca que nos devolverá de nuevo a la Central de Morca.

Circo Glaciar de Morca. Se remonta hacia el S.O para evitar unas barreras rocosas (40/45º)
 

Lomas venteadas, nieve helada.


La cumbre ya está cerca.


San Miguel, 2.315 m.


Descenso ruta normal. Requiere crampones y piolet. Frecuentes accidentes mortales por resbalar y caer por los "pozos" de San Miguel o San Gaudioso.

Vamos perfectamente equipados. Muchos montañeros prescinden del piolet. Si te caes y mueres la compañía de seguros no le pagará a tu viuda.

Una señal nos advierte del riesgo de resbalar.

Moncayo, hermosa agrupación de cumbres que subo todos los años por estas fechas.

domingo, 8 de enero de 2017

GUARGUERA, ENTRE LOS PIRINEOS Y LA SIERRA DE GUARA

La Guarguera, entre Sobrepuerto y Guara, es tierra de cajicos, Quercus pubescens. Encontramos formidables ejemplares como este en Abenilla, margen derecha del Guarga. Posiblemente sea milenario. Enormes "camales" configuran su masa arbórea en forma de candelabro.



Abenilla está abandonado desde hace unos diez años. Es un lugar hostil porque las zarzas de han apoderado de todo el espacio. Las casas están todas en avanzado estado de derrumbe y peligrosos vallados de alambre se ocultan entre los ribazos.  Al alejarnos de Abenilla esta percepción desagradable se desvanece, prevaleciendo el paisaje de robles a punto ya de engullir las ruinas.



Por contra, Gésera está totalmente rehabilitado y presenta notables edificios, testimonio de un poderío económico en las extensas tierras de labranza que rodean el pueblo. En la margen izquierda del río Guarga el agua es más abundante por su orientación norte.


Curioso cementério árabe junto a la iglesia.  Hay otro similar, más grande y mejor conservado en Estallo, más al oeste. Son vestigios de la presencia islámica en la Península Ibérica. Un único habitante, de origen andaluz, reside en Gésera con su perro.

La senda entre Gésera y Grasa es muy pintoresca. Un atrevido puente, de rusticidad extrema, permite salvar el barranco profundo con un par de troncos de pino, resecos y peligrosamente crujientes. Uno más de los muchos que Julio Navarro, ese gran senderista, ha construido por toda  la comarca. Por si acaso, pasarlo de uno en uno. Precaución los obesos y XXL, ja, ja!

Grasa es un precioso y luminoso lugar con extensos campos de cultivo. La iglesia ha sido cuidadosamente restaurada. ¡Una joya del Románico! El pueblo está diseminado y nadie vive en él de modo permanente.



En Yespola nos sorprende este pasadizo entre casas que a buen seguro disfrutarían los vecinos para protegerse del calor veraniego. En Yespola tampoco vive nadie pero tiene buenos campos de cereal que sus propietarios cultivan.


Desde Yespola la senda se va encontrando sin gran dificultad en dirección a Belarra. Este precioso cajico nos alegra el paso de un suave collado.

Belarra esta ubicado en la confluencia de dos torrentes bastante caudalosos. Todas las casas están arregladas y una persona reside allí de modo permanente.



De retorno al valle la pista pasa el río Guarga por un vado. Se ha habilitado una escollera "acrobática" que además puede estar helada.


Chopos centenarios talados sin ton ni son.


Toda la Guarguera esta recorrida por líneas electricas absurdas y sin ninguna utilidad puesto que nadie vive en esos pueblos con excepción de Aineto (okupado). En la línea de Aineto ya se electrocutó un buitre quebrantahuesos. La electrificación de la Guarguera es un desastre ambiental, un crimen contra las aves rapaces, un absurdo del desarrollismo antiecológico y antieconómico.



Senderos de la Guarguera, escuela de aventura y reflexión.



domingo, 1 de enero de 2017

BISAURIN, 2.670 m. CORREDOR NORDESTE



En rojo la entrada clásica al corredor nordeste del Bisaurin desde el Collado de Secús. En verde el recorrido "integral" que suele ofrecer, en la entrada, un corto estrechamiento vertical casi siempre helado. Desde el albergue de Lízara, a 1.400 m, caminamos siempre hacia el norte y al noroeste, contorneando por Mistresa hasta alcanzar el collado de Secús (2.400 m), inicio de esta elegante y comprometida ruta pirenáica. 4 horas desde Lizara. Aproximación muy evidente.

El acceso al corredor desde el Collado Secús constituye el tramo más difícil y comprometido de la ascensión. Hay que atravesar una zona de rocas, muy pendiente, por una rampa de nieve helada a 60º hasta que alcanzamos un hombro desde el que ya es fácil acceder al corredor. Este tramo podría requerir asegurar con cuerda durante unos 40 metros colocando algún seguro en la roca.

Diagonal impresionante. Por suerte había una buena huella.

El corredor es mantenido a 50/55º. Dos piolets y casco pues otros escaladores suelen desprender trocitos de hielo. Mejor sin cuerda ya que se avanza mucho más rápido.

La continuación es muy evidente. Todo recto para arriba.

Se empina una corta sección al final, casi 60º. Salvo complicaciones puede prescindirse de la cuerda si se tiene la suficiente destreza en el cramponaje. Desde el collado Secús hasta la salida a la arista este se invierte una hora aproximadamente.

La arista oriental hasta la cumbre es una sencilla loma de nieve.

Sergio, Andrés, Jesús y Karlos. Bisaurin 2.670 m. Han sido unas cinco horas desde el albergue de Lizara. El descenso lo haremos por la concurrida loma sur y collado Foratón en un par de horas.